15 de julio de 2012

KEVIN LOVE STORY (PART II)


Kevin Wesley Love
Tras la gran acogida de la primera parte, aquí tenéis el segundo y definitivo post sobre la historia de Kevin Love, uno de los jugadores más de moda en la NBA. Si en el anterior relato dejamos a la UCLA liderada por Love derrotada en la Final Four de San Antonio, en esta parte de la historia me voy a centrar en toda su carrera profesional en la NBA (y Mundial de 2010), desde que salió elegido en el Draft de 2008 hasta el día de hoy. Espero que os guste tanto o más que la primera parte. Dejad lo que estéis haciendo y preparaos para leer porque vienen curvas.

NBA DRAFT 2008: la importancia del lugar adecuado

El 17 de Abril de 2008 Kevin Love anunciaba en rueda de prensa un secreto a voces: se declaraba elegible en el Draft. Tras una única temporada en la universidad de UCLA, el de Santa Mónica daba el salto en la NBA como uno de los mejores prospects del país, aunque con ligeras dudas de cara a los scouts de la NBA.
2008 NBA Draft class
Los jugadores más importantes del Draft 2008 posan para la foto habitual

A pesar de sus números y su liderazgo, su condición de pívot blanco y presumiblemente blando le restaban puntos de cara a la NBA. Es más, había muchos que vaticinaban su debacle física ya que su cuerpo con tendencia fondona no parecía apto para los niveles de exigencia de la mejor liga del mundo. Y es que no es lo mismo jugar 30 partidos que un mínimo de 82.

A Love no le importaban las habladurías. Siempre ha sido un hombre con una confianza ciega en sí mismo, con el carácter ganador en los genes. Precisamente eso, entre otras cosas, destacaban de él todos sus entrenadores y los scouts que le conocían a fondo. Liderazgo, inteligencia y visión de juego, gran manejo de balón para su tamaño, buen tiro de media-larga distancia, depredador del rebote, intensidad o su capacidad para crearse tiros ante jugadores más grandes, son aptitudes que conforman una carta de presentación muy solvente. De hecho, su comparación más fidedigna le asociaba su perfil al de Wes Unseld, un jugador que llegó al a NBA en 1968 y que consiguió ser Rookie del año y MVP de la temporada gracias a su hambre reboteadora (18,2 rechaces de media) entre otras cualidades, logrando un hito que hasta esas fechas solo había logrado Wilt Chamberlain.

Wes Unseld
Wes Unseld, jugador con el que era comparado Love

Pero como la libertad de opinión es un hecho, también tenía detractores que le achacaban ser un mal defensor, su lentitud a la hora de jugar y en el desplazamiento lateral, su tamaño para ser un jugador interior en la NBA (2,03 cm) y como ya hemos comentado, su físico que, sinceramente, a ojos de cualquiera, podría engañar, pero que en la NBA es de lo más importante a la hora de elegir jugadores interiores. De hecho, son innumerables los “trozos de carne” elegidos en los primeros puestos del Draft sin lógica ninguna, sin haber demostrado nada o estando muy verdes, y que luego se pegan auténticos batacazos. Seguro que muchos recordáis a Michael Olowokandi, Kwame Brown (elección del propio Jordan), Patrick O’Bryant, Robert Swift e incluso el jugador del Fuenla Mo Sené, por decir algunas elecciones. Pero la obsesión por elegir a jugadores grandes con los mismos fundamentos que un espantapájaros viene de lejos. Y sino que alguien eche la vista atrás y se acuerde de Sam Bowie que fue elegido en el Draft de 1984 por delante de un tal Michael Jordan. Casi nada.

Muchos pensareis que no soy parcial, y podéis estar en lo cierto. Desde el primer minuto he mencionado mi devoción por este jugador. Pero también os remito a sus números, y al presente. Aunque de eso hablaremos más adelante.

Y por fin llegó. La noche del Draft es mágica para muchos jugadores, pero también trágica en muchos otros casos cuando ves que tus expectativas no se cumplen. Antes de esta noche tan importante se suelen hacer entrenamientos privados con los equipos interesados en ti, o que tu agente ha promovido porque tú estás interesado en ellos, así que algunos jugadores ya saben de antemano más o menos la franquicia en la que van a aterrizar. Los presumiblemente “lottery picks”, que son los jugadores más importantes del Draft y que a priori saldrán elegidos en los 14 primeros puestos (que se corresponden a las elecciones de los equipos no clasificados para el playoff) son invitados a vivir la ceremonia del Draft in situ en el Madison Square Garden, junto con sus familiares más cercanos. En aquella noche de 2008, la familia Love estuvo de enhorabuena.

David Stern da la bienvenida a Kevin Love a la NBA
Kevin Love estrecha la mano de David Stern en su bienvenida a la NBA

David Stern, comisionado de la NBA, mencionaba a Kevin Wesley Love en el número 5 de aquel Draft, seleccionado por los Memphis Grizzlies. La estrella universitaria salió justo por detrás de su compañero en UCLA Russel Westbrook y tuvo el privilegio de ser el primer hombre alto en un año donde predominaban los jugadores exteriores de gran nivel (Rose, Westbrook, O.J. Mayo, Danilo Gallinari o Eric Gordon). El número 1 se lo disputaron hasta el final Derrick Rose y Michael Beasley, aunque a la postre se ha comprobado que no había color entre uno y otro y que el número 1 de los Bulls fue más que acertado.

Diréis que falta el pick 3 para completar el TOP 5. Estáis en lo cierto, pero tiene un por qué. El máximo rival de Love en la Universidad, O.J. Mayo, pese a las controversias que le rodeaban, fue elegido por Minnesota Timberwolves en la tercera posición del Draft de 2008. Y es bastante asombroso como a veces el destino cruza el camino de las personas. En la misma noche del draft, las vidas de estos dos jugadores se cruzaron. Kevin Love fue traspasado a Minneapolis junto con Mike Miller, Brian Cardinal y Jason Collins a cambio de O.J. Mayo, Antoine Walker, Marko Jaric y Greg Buckner que iban camino de la ciudad de Elvis.

O.J. Mayo & Kevin Love
Las vidas de Love y Mayo volvieron a cruzarse en forma de traspaso

Por tanto, y tras la finalización del Draft de la NBA del año 2008, Kevin Love supo que iba a iniciar su carrera profesional como integrante de los Wolves, un equipo totalmente en ruinas. Y es que en cierto modo, podemos decir que Love tuvo suerte en el Draft. Minnesota era un equipo dispuesto a reconstruir completamente y carente de un líder tras la marcha de Kevin Garnett a Boston tras 12 años en la ciudad. El vacío dejado por “Big Ticket” sería muy difícil de llenar. También su liderazgo dentro y fuera de la pista, pero poco tardaron en darse cuenta Kevin McHale y compañía de que aquella noche de 2008 y justo con ese traspaso, acababan de empezar un proyecto ilusionante, acababan de encontrar un nuevo rumbo. Volvían a tener un líder.

Kevin Garnett en los TimberwolvesKevin Love con McHale en su presentación
La sombra de Kevin Garnett era muy alargada en Minnesota como para hacerla olvidar a las primeras de cambio


SEASON 08/09: despejando las dudas del novato

Tras unos números muy buenos en las Ligas de Verano, Kevin Love afrontaba su primer año en la mejor liga del mundo con un objetivo claro: demostrar en Minnesota  que podía liderar un gran proyecto de futuro. Pero las cosas no iban a ser nada fáciles. Lo primero de todo, acoplarse a un rol de suplente cuando vienes de ser una gran estrella toda tu vida es complicado. Randy Wittman, coach de los Wolves en aquella temporada, utilizó a Love desde el banco en sus primeros partidos en la NBA, con 12 puntos y 9 rebotes como carta de presentación en su debut ante Sacramento Kings. Y es que el intercambio de Love por O.J. Mayo en el Draft fue bastante criticado porque Minnesota ya contaba con Al Jefferson como referencia interior (jugador que llegó tras el traspaso de Garnett) y que además, era el mejor jugador del equipo. Pronto se escucharon los primeros palos a McHale sobre la elección y la incompatibilidad de Jefferson y Love en la pista, aunque Kevin demostraba que se merecía más minutos.

Al Jefferson & Kevin Love
Al Jefferson y Kevin Love ¿realmente incompatibles?

Los resultados no acompañaban. 4 victorias y 15 derrotas en las primeras jornadas provocaron el cese de Wittman y Kevin McHale, General Manager que apostó por Love en el Draft, tomó las riendas del equipo ejerciendo también como entrenador y otorgando al californiano más protagonismo. Durante ese mes de Enero, Minnesota lograba un 10-4 de record con Kevin Love promediando un doble-doble en puntos y rebotes. Más allá del hándicap de tener un rol de suplente y de que el mejor jugador del equipo juegue en tu puesto, tampoco es fácil jugar en un equipo perdedor donde parece que no te quedan ilusiones u objetivos.

A pesar de promediar unos números tan buenos, el primer palo gordo para Love en la NBA llegaría cuando no es convocado para el partido de Rookies vs. Sophomores del All Star donde si estaban Brook Lopez y el sempiterno lesionado Greg Oden (su primer año en la NBA se lo pasó en blanco), que tampoco pudo disputar este encuentro. La noticia de la exclusión de Love de esta pachanga antesala de los platos fuertes del All Star sentó como un jarro de agua fría en el seno de los Wolves, con declaraciones muy duras de McHale mencionando poco menos que ese partido “apestaba”.

Kevin Love rebounds
Love demostró su poder reboteador desde el primer minuto

Pero no todo iban a ser malas noticias, al menos para Love. En Febrero, Al Jefferson se rompía los ligamentos de la rodilla y decía adiós a la temporada. Love pasó a ser el referente interior del equipo y a compartir la anotación de los Wolves con Randy Foye y Ryan Gomes. Sus minutos se vieron incrementados en la pista y justo en el mes siguiente, en Marzo, obtuvo el galardón de rookie del mes. El potencial de Love empezaba a mostrarse. Terminó la temporada como el 9º jugador con más capturas de la NBA (1º de los rookies superando el record de Christian Laettner) y 3º con mayor número de rebotes en ataque en toda la liga.

Fue nombrado en el 2º mejor equipo Rookie del año, y acabó sexto en la votación por ser el mejor novato de la NBA. La leyenda de Kevin Love había empezado a escribirse.

Kevin Love
A pesar del mal año de su equipo, la leyenda empezaba a forjarse


SEASON 09/10: confirmación de una estrella de oro

El segundo año de un jugador en la NBA es el de su consagración. Son muchos los novatos que por el motivo que sea, no terminan de cuajar y finalmente van buscando su camino en la D-League o en Europa. Tras finalizar muy bien su primera temporada en la liga, el segundo año de Love en la NBA no empezó justo como él esperaba. Primero, se enteró de que Kevin McHale no sería su entrenador y con la inocencia y naturalidad de alguien de su edad, lo publicó abiertamente en Twitter, formando un gran revuelo.

Ricky Rubio, elegido por los Timberwolves
Ricky fue el primer pick de Minnesota en el Draft de 2009

En el Draft de la NBA los Wolves volvieron a tener picks altos. Draftearon a Harden, pero inmediatamente lo traspasaron por Ricky Rubio, el fenómeno base español de El Masnou. Rubio había estado todo el verano titubeando entre irse o no a la NBA, y a qué equipo. Al parecer Ricky prefería irse a los Knicks, que poseían el pick 8, y descartaba a las franquicias de los Thunders, Kings y los propios Wolves, que estaban más que interesadas en él. En algunos casos porque no se veía encajando en el equipo, en otros, incluso por la climatología. O al menos eso decía su agente en EEUU, Dan Fegan. Nunca sabremos qué hay de cierto en esto, pero el caso es que Ricky Rubio terminó en Minnesota o bueno, mejor dicho sus derechos, ya que fichó por el F.C. Regal Barcelona y declinó macharse a la NBA pese a ser pick 5. Daba igual, en Minnesota le esperaban.

Y sabedores de la decisión de Rubio, se cubrieron las espaldas. En un buen Draft para los Wolves, se hicieron en el pick 6 con Johnny Flynn, base titular de Syracuse, en el 18 con Ty Lawson, base titular de North Carolina, campeones de la NCAA ese año, y que finalmente fue traspasado, e incluso con el MVP de esa misma final, Wayne Ellington, con el pick 28, un escolta elegante y tirador, que completaban un Draft de sobresaliente, teniendo en cuenta que el pick 1 fue Blake Griffin que se pasó el año en blanco y el 2, Hashem Thabeet, ese tallo enorme con el que picó Memphis.

Minnesota Timberwolves 09/10
El equipo de los Wolves que iba a empezar la temporada 09/10. Juventud y talento.

Pero volviendo a la historia, y a pesar del jarro de agua fría de la decisión tomada por Ricky Rubio, en Minnesota seguían teniendo una estrella. Kevin Love comenzó su segundo año en la liga lesionándose en un partido de preparación tras romperse el cuarto metacarpiano de la mano izquierda en una acción fortuita, chocándose con la rodilla de su compañero Oleksiy Pecherov. El californiano se perdió los 18 primeros partidos de la temporada y su equipo le echó de menos. Cuando volvió a jugar, a principios del mes de Noviembre, los Wolves eran el peor equipo de la liga con un balance de 2-16.

El equipo ahora entrenado por Kurt Rambis no pudo remontar el vuelo, pero Kevin Love siguió progresando. Esta vez sí, fue invitado al All Star para disputar el partido de Rookies vs Sophomores, y terminó la temporada como el jugador con mayor número de rebotes por 48 minutos (18,4) por encima de los referentes del rebote en la liga: Howard (18,3) y Camby (18,1). Además, los minutos de Kevin se vieron incrementados hasta casi los 30, logró ser 22 veces titular y fue uno de los 15 jugadores que finalizó la liga en dobles dígitos en dos categorías con 14 puntos y 11 rebotes. Incluso se convirtió en el 4º jugador de la historia de los Wolves en hacer un 20-20 tras Garnett (26), Al Jefferson (5) y Christian Laettner (1). Pero a pesar de todo esto, la temporada para el equipo fue desastrosa. Los Wolves acabaron con el segundo peor record de la liga (15-67) solo superados por los New Jersey Nets (12-70).

USA Basketball Team 2010
Love fue convocado por USA para disputar el Mundial de Turquía 2010

Aunque el año no iba a acabar tan mal. Kevin Love fue seleccionado por Mike Krzyzewski para representar al equipo USA en el Mundial de Turquía 2010 donde obtuvo la medalla de oro venciendo en la final del torneo al equipo anfitrión. Pese a que no tuvo mucha participación durante el torneo, a partir de ese campeonato Kevin Love se convirtió en uno de los fijos del Team USA en las grandes citas.


SEASON 10/11: “Mr. Double Double”

Tras ser campeón del mundo con Estados Unidos, Love volvía a la práctica en buena forma, tras un verano con muy poco descanso y con una noticia muy importante para su carrera: los Wolves habían traspasado al referente interior de su equipo, Al Jefferson. Esta decisión junto con la elección de Wesley Johnson en el Draft (alero físico y con buena mano) por delante de jugadores interiores con mayor potencial como Demarcus Cousins, Greg Monroe o Ed Davis, dejaban clara la apuesta en Minnesota por Kevin Love como líder indiscutible de su proyecto de cara al futuro. Además, el equipo se hacía con Michael Beasley por una segunda ronda, lo que añadía más piezas ilusionantes a su proyecto y un escudero para Kevin Love.

Pero las habladurías de que ex de UCLA no tenía una buena relación con su coach, Kurt Rambis, llegaron pronto a los medios cuando en los primeros partidos de la temporada el ala-pivot californiano rara vez superaba los 30 minutos en pista. Poco tardó Kevin en demostrar a su míster de lo que era capaz con minutos en pista. En un partido en casa ante New York Knicks, Kevin Love logró la impresionante marca de 31 puntos y 31 rebotes, batiendo el record de capturas de la franquicia y consiguiendo un hito que no sucedía desde 1996 cuando Charles Barkley obtuvo 33 rechaces. Aunque el récord no solo se quedó en eso: Love fue el primer jugador desde Moses Malone en 1982 en superar los 30 puntos y 30 rebotes en un partido. Casi nada.

Kevin Love celebrating
Love celebra lo que sería una temporada de leyenda en lo personal

La temporada no sonreía a Minnesota, que continuaban siendo uno de los peores equipos de la liga, pero sí a su afición que veían en Love un nuevo ídolo al que adorar, un jugador que lo daba todo por su equipo tanto dentro como fuera de la cancha. Pero un nuevo mazazo llegaba al seno de los Wolves cuando se hicieron públicas las listas para el All Star Game de Los Ángeles. Tanto el público con sus votaciones como los entrenadores, habían dejado fuera del Oeste a un jugador que promediaba 21,4 puntos, 15,5 rebotes (líder de la liga), 2,5 asistencias y un 44% en triples, con 34 dobles-dobles consecutivos en puntos y rebotes. Habían dejado, de nuevo, fuera de la cita a Kevin Love.

Justo el día antes del All Star se conoció que Yao Ming, pívot titular del Oeste, no iba a participar. Apareció David Stern para dar su sustituto. Imagino que si en la vida existe la justicia, este es uno de esos momentos para pensarlo. Kevin Love, rescatado in extremis del ostracismo y el ninguneo de la NBA por el propio Comisionado, iba a disputar el All Star de Los Ángeles 2011. Iba a brillar en California.

Love & Griffin All Star 2011
Love y Griffin, debutantes en el All Star de los mayores

La temporada prosiguió y Kevin Love siguió haciéndose grande en la NBA. El joven jugador franquicia de Minnesota logró 53 dobles-dobles seguidos en puntos y rebotes, superando todos los registros de la NBA y batiendo los 52 de Moses Malone en la época NBA / ABA. Love terminó la temporada con unos números impresionantes: 20,2 puntos y 15,2 rebotes (primer jugador en conseguir +20 puntos y +15 rebotes en una temporada desde Moses Malone en la 82-83). Su gran año le sirvió para ser galardonado con el MIP (Most Improved Player, o jugador más mejorado), aunque su equipo cosechó el peor record de la liga: 17-65.

NBA Most Improved Player 10/11
Love obtuvo el MIP como jugador más mejorado en esta temporada

Mr. Double-Double era ya una realidad en Minneapolis, pero su equipo necesitaba algo más. Y la primera decisión pasaba por el banquillo. Kurt Rambis fue despedido con un record bochornoso de 32-132 en dos temporadas. Ya era hora. Su sustituto, Rick Adelman, aclamado en equipos como Sacramento y Houston, era una apuesta segura. Con nuevo entrenador y un pick 2 del Draft, en Minnesota pensaban en volver a sonreir. Su ídolo, Kevin Love, ya vendía más camisetas que Kevin Garnett en su día. Todo empezaba por ahí, todo empezaba por su carisma.

Kevin Love intentando batir un récord en lanzamientos en la TV americana, después de conseguir encestar ese lanzamiento varias veces en su etapa universitaria y batir otros tantos desafíos


LOCKOUT: Beach Volley

Pero entonces llegó el lockout. Finalmente los jugadores se plantaron y la liga no empezó. Minnesota había hecho bien los deberes en verano. Firmó a Adelman como entrenador. Firmó a Derrick Williams como pick 2 del Draft. Y lo más importante: convenció a Ricky Rubio para, ahora sí, jugar en Minneapolis.

Los ingredientes de primer nivel estaban ahí, pero ahora había que empezar a cocinarlos… ¿Pero cómo cocinar sin cocina? ¿Acaso alguien sabía si iba a empezar la NBA? ¿Y en ese caso, cuando sería? La sombra del lockout era alargada, incluso más que en 1999, y nadie tenía tan claro que la mejor liga del mundo diese el pistoletazo de salida a una nueva temporada. Algunos jugadores optaron por descansar. Otros emigraron a Europa, en busca de competir y mantener la forma, otros a China en busca de un buen dinero, y otros, como es el caso de Kevin Love, optaron por quedarse en EEUU.

Kevin Love en la arena de Manhattan
Kevin Love disputó un torneo profesional de Voley Playa durante el Lockout

Fue una gran sorpresa cuando Kevin Love, con sangre de “Beach Boy” recorriendo sus venas, anunció que durante el lockout dejaba colgada a la canasta para dedicarse al Voley Playa al más puro estilo Californiano. Pero donde muchos veían un capricho de un joven surfero, otros, como Love y el cuerpo técnico de los Wolves veían más allá: un buen entrenamiento.

Pese a que como él dice, “todo su mundo gira en torno al baloncesto”, los jugadores profesionales de la NBA tienen la suerte de disponer del tiempo suficiente en verano para dedicarse a realizarse a sí mismos. Algunos leen, otros viajan, otros están con la familia… a la vez que entrenan 4 horas diarias. Uno de los objetivos que se habían propuesto tanto Kevin como los Minnesota Timberwolves para este verano era una progresión física de su estrella, y vaya si lo consiguieron. Kevin Love, lecturas, estudios, videojuegos o viajes a China a parte, tuvo tiempo para participar en el José Cuervo Pro Beach Series de la isla de Manhattan donde se pueden encontrar a muchos de los mejores atletas de Voley Playa a nivel profesional, algunos de ellos incluso con medalla olímpica como Todd Rogers.

Kevin Love en acción
Kevin Love al más puro estilo Beach Boy

El ala-pívot de los Wolves nunca antes había jugado a este deporte ni siquiera en el instituto ni en UCLA, así que estos son sus primeros pasos en la arena, algo siempre complicado: "Tratar de jugar en cualquier deporte, aunque sea durante poco tiempo, es más difícil de lo que parece". "Entrar en la arena y conseguir golpear el balón con todo el efecto que le dan. Mi respeto para todos estos jugadores subió hasta las nubes". Días atrás, Kevin Love tomó parte de un equipo de jugadores NBA, junto a Luke Walton, Jordan Farmar y Richard Jefferson, que participó en un famoso torneo amateur de voley playa de 6 contra 6. El polifacético Shaquille O'Neal también lo intentó hace unos años y fue la pareja del medallista Todd Rogers en un partido de exhibición que perdieron contra las bicampeonas olímpicas Kerri Walsh y Misty May-Treanor.

Con todo este tránsito de actividades en verano, Love perdió 10 kilos. No se encontraba en tan buena forma desde su primer año en High School, y aunque muchos pensaban que eso afectaría a su poder reboteador o a su capacidad de defender a 5 más grandes, pronto se dieron cuenta de que las mejoras que aportaba a su juego, y al de Rick Adelman, eran notorias.

Kevin Love antes y después
La mejoría física de Love se puede apreciar en esta imagen

Tras más de 15 horas (una vez más) de negociación, el 25 de Noviembre de 2012 se anunciaba el fin del Lockout de la NBA. La temporada 2011/2012 comenzaría el 25 de Diciembre como un buen regalo de Navidad para todos los aficionados, y constaría de 66 partidos concentrados en un calendario durísimo para los equipos. Daba igual, los fans estaban de enhorabuena. Kevin Love estaba de enhorabuena. Volvía su vida, volvía el baloncesto.


SEASON 11/12: Y entonces llegó Ricky Rubio

Con Derrick Williams y Ricky Rubio en el equipo, además de otros buenos jugadores, los Wolves tenían muy buena pinta y esperaban enmendar el ridículo de las dos campañas anteriores. Dirigidos por Adelman, pronto se notó en la cancha la mano del nuevo entrenador con un juego mucho más rápido, alegre y anotador, también favorecido por las características de sus jugadores.

Revista SLAM
Love y Ricky, parodiando en SLAM a la anterior pareja de Minnesota: Garnett y Marbury

Ricky Rubio pronto se hizo con las riendas del equipo y movía a la perfección a sus compañeros, poniendo balones al cielo para Beasley y Derrick Williams, o buscando las mejores posiciones de tiro para Wes Johnson, Webster o Ellington. La aportación de Barea como sexto hombre del equipo era fundamental, y sobre todo, la mejoría de Kevin Love era notoria. Su nuevo físico le permitía adaptarse mejor al juego rápido de Minnesota, aprovechando su buen manejo de la bola y encontrando mejores posiciones de tiro exterior, sin perder su don divino por el rebote. Tanto confiaban en él que, a finales de Enero, extendieron su contrato durante 4 temporadas más por 62 millones de dólares.

Con estas premisas, Love comenzó la temporada con 15 dobles-dobles en los 15 primeros partidos, algo que no sucedía desde la temporada 92/93 a cargo de Hakeen Olajuwon. Además, el de Santa Mónica obtuvo más de 30 puntos en 3 partidos consecutivos en este periodo, algo récord en su carrera. La mejoría en números de sus jugadores se traducía en galardones: Ricky Rubio fue el mejor Rookie del Oeste en Diciembre y Enero, además de ser elegido junto con su compañero Derrick Williams para disputar el partido del las Estrellas Emergentes del All Star, donde será recordado por el túnel que le hizo a DeMarcus Cousins en una jugada que terminó con un vuelo de Blake Griffin. Además, Love fue elegido para disputar el All Star de los mayores por segunda vez en su carrera, y participó en el concurso de triples como único hombre alto no especialista, venciendo a Kevin Durant en la final ante todo pronóstico.

Love besa su título como mejor triplista del All Star
Love fue el ganador del concurso de triples del All Star 2012

Y es que, todos estos galardones, se traducían en buenos resultados para el equipo. La conexión Love - Rubio era especial tanto dentro como fuera de la pista y los Minnesota Timberwolves, terminaron el mes de Febrero con un récord cercano al 50% en victorias y derrotas que les hacía bordear el Playoff. Todo eran alabanzas, y había algunos periodistas que se atrevían a criticar el por qué Kevin Love no estaba en mente de los comentaristas más influyentes de baloncesto americano para entrar en la carrera por el MVP de la temporada. La temporada de Love estaba llena de éxitos, como esa canasta para la historia a falta de medio segundo, que daba la victoria ante Los Ángeles Clippers, y que hacía olvidar el borrón de sus dos partidos de suspensión por un incidente con Luis Scola.

Video de la canasta decisiva ante Los Ángeles Clippers

Pero a partir de ahí, todo lo que era luz, se volvió oscuro. Bueno, o casi todo. El 9 de Marzo, Ricky Rubio cayó lesionado en un duro golpe con Kobe Bryant, lesionándose la rodilla y perdiéndose lo que restaba de temporada, incluso, los Juegos Olímpicos con España. Pese a perder a su director de orquesta, los Wolves aguantaron el tipo. A finales de Marzo, Kevin Love consiguió encestar 51 puntos ante los flamantes Oklahoma City Thunders en un partido que terminó con derrota para Minnesota por 149-140, con dos prórrogas de por medio. Love había batido su récord anotador personal, pero también el de la franquicia.

Kevin Love, recordman en Minnesota
Love ha ido batiendo todos los grandes récords de los Minnesota Timberwolves

La temporada de Kevin Love acabó el 11 de Abril cuando en un partido ante los Nuggets, Kevin Love sufrió un duro codazo de JaVale McGee en la cabeza y tuvo que ser trasladado a un hospital de Denver. Con la estrella fuera de juego para el resto de la temporada, Minnesota se vino abajo y terminó el mes de Abril con un récord de 1-12. Obviamente, los Wolves no se clasificaron para el Playoff y, a pesar del nefasto último mes de competición, terminaron la temporada con un balance de 26-40. Desde 2007 la franquicia no lograba tantos triunfos en una temporada, a pesar del lockout sufrido en esta actual.

Kevin Love tuvo que ser hospitalizado tras el golpe
La lesión de Love dejó conmocionada a los aficionados en Denver

Todos se quedaron con un regusto amargo al pensar en qué habrían podido conseguir estos Timberwolves si les llegan a respetar las lesiones. A pesar de ello, Ricky Rubio se ganó su aparición en el quinteto ideal de Rookies, mientras que Kevin Love hacía lo propio con el segundo mejor quinteto de la NBA y terminó sexto en la votación por el MVP de la liga regular con unos números de más de 26 puntos y más de 13 rebotes por partido.

Ricky Rubio & Kevin Love
Ricky Rubio y Kevin Love, sociedad de éxito


HA NACIDO UNA ESTRELLA 

Si algo queda claro es que ha nacido una nueva estrella en la NBA. Kevin Love ha seguido una trayectoria meteórica, mejorando año a año y ahora sí, en un equipo que tiene su rumbo marcado hacia el éxito, con una base de jugadores jóvenes y prometedores que recuerdan a la lograda por los Thunders años atrás.

El peso de ser conocido a nivel nacional desde el instituto, el fiasco de UCLA en el March Madness, las continuas dudas sobre su físico de pívot blanco o las últimas lesiones no son nada comparado con el carisma, inteligencia, poder reboteador, muñeca y sobre todo, liderazgo que conforman la figura de Kevin Love.

Kevin Love & LeBron James
Ha nacido una estrella en la NBA. Love quiere estar al nivel de los grandes

Ahora es turno de los Juegos Olímpicos, y el año próximo, ya se verá. Todos esperamos ver a Minnesota en los Playoffs, muchos por Ricky Rubio, otros, como el caso del que escribe, por Kevin Love, seguramente el jugador americano de raza blanca más determinante en la NBA desde Larry Bird. El hombre que ha roto todos los estereotipos. El hombre que ha hecho olvidar a Kevin Garnett en Minneapolis. El hombre que es capaz de anotar desde cualquier posición. El hombre que es capaz de sacar una sonrisa a cualquiera. Se lo merece.

Si habéis llegado hasta aquí, este vídeo merece mucho la pena. Espero que os haya gustado

Sígueme en Twitter en @CronicasBasket

No hay comentarios:

Publicar un comentario